Guía básica para la seguridad online con el celular

El tiempo que pasamos navegando en la web es mayor día con día; ya sea por trabajo, diversión o para comunicarnos con nuestros familiares, el uso de las diferentes plataformas de Internet ha crecido en los últimos años.

 

Sin embargo, especialmente los que tenemos redes sociales o realizamos pagos electrónicos, corremos riesgos, pues compartimos información privada, tenemos contraseñas inseguras (que muchas veces no recordamos), caemos en estafas como las de páginas que indican que hemos ganado premios o nuestro dispositivo termina siendo afectado por un malware o virus.

 

¿Qué debemos hacer para evitar problemas?

Para evitar caer en estafas o cometer errores que dañen nuestros dispositivos, debemos asegurarnos de actuar de forma responsable para poder disfrutar de todos los beneficios que nos proporciona el Internet, desde consultar nuestros movimientos bancarios, comprar en tiendas online, entrar a las redes sociales, ver películas y muchas otras actividades.

 

Las acciones básicas a realizar son:

1. Proteger nuestros dispositivos

Especialmente el Smartphone o Tablet, que cargamos diariamente y puede ser robado o extraviado; lo primero es utilizar un método de bloqueo de pantalla, que puede ser un código numérico o un patrón que recordemos y no sea fácil de predecir (omitamos las figuras básicas como los triángulos o los cuadrados); muchos teléfonos se bloquean automáticamente tras cinco intentos fallidos por desbloquearlos.

También podemos utilizar aplicaciones como “Selfie al intruso” que se encuentra en la Play Store para Android y permite ver en otro dispositivo remoto, como la PC, quién ha tratado de desbloquear nuestro celular. En el caso de los usuarios de iOS, la pantalla se bloquea sola cuando se indica a través de la PC que el teléfono ha sido robado.

Actualmente hay modelos de celulares que sólo pueden desbloquearse con la huella identificada, lo que incrementa la seguridad en el teléfono. Sin embargo, si no tenemos los recursos para un iOS o uno de estos teléfonos con reconocimiento de huella, podemos proteger el teléfono con aplicaciones, patrones, códigos o cerrando sesión constantemente en las aplicaciones como PayPal, Uber o las bancarias, para que nadie pueda usar nuestra información si llegan a acceder al teléfono. 

 

2. Hacer copias de seguridad o sistemas en nube

Los sistemas en nube, como Google Fotos o Google Drive nos permiten recuperar la información del dispositivo, ya que esta suele ser la que nos duele más perder. Recomendable realizar copias de seguridad constantemente para asegurarnos de que toda la información se encuentra en línea y podremos recuperarla. 

 

3. Acceder a Internet en redes seguras

Aunque contemos con un plan de datos, a todos nos gusta ahorrar y “colgarnos” de redes WiFi para poder ver vídeos de YouTube o películas en Netflix que, de otra forma pueden acabarse nuestros datos. Sin embargo las redes públicas no son seguras, pues no cifran la información que se transmite a través de ellas y pueden permitir que una persona malintencionada y con profundos conocimientos informáticos se robe nuestra información.

Lo más recomendable es NO utilizar nuestros datos cuando estamos en sitios públicos como restaurantes, aeropuertos, centros comerciales, entre otros sitios que nos ofrecen WiFi gratuito y esperar hasta llegar a redes seguras como las del hogar o la oficina para conectarnos y ver vídeos o películas.

En caso de que necesites usar una red pública de WiFi, no realices compras ni conectes el servicio de banca online.

 

4. Ojo con las descargas

Descargar películas, vídeos, libros, aplicaciones o incluso antivirus puede ser peligroso, pues estos archivos pueden contener malware que dañan el dispositivo y se roban la información que contienen. Descarguemos únicamente de fuentes confiables, como la Play Store para Android y la App Store de Apple y utilicemos sólo los sitios conocidos para reproducir películas o vídeos. 

Los celulares almacenan mucha de nuestra información personal y privada, por lo que debemos protegerlos contra posibles ataques que, más allá del robo de nuestro dispositivo, puedan hacernos víctimas de fraude, extorsiones, robos de información bancaria, secuestros ficticios, entre otros problemas.

 

En Mayores Conectados traemos más información para un mejor uso y comprensión de la web, seguí nuestro blog y suscribirte a nuestro boletín semanal!

 

Fuente: http://www.nobbot.com/general/guia-privacidad-y-seguridad-internet/

También te puede interesar