Print Friendly, PDF & Email

Seguramente pensarás que me volví loca, que cómo voy a tratarte de impostor a ti, etc. ¡No te asustes! Como primera medida, averigüemos el significado de impostor y luego de su síndrome. ¿Te parece?

 

“Un impostor es aquel que finge ser alguien que no es para conseguir un objetivo”. “Las personas con síndrome del impostor piensan que no merecen el éxito que han alcanzado y se sienten un fraude”. (webconsultas)

 

Qué es el síndrome del impostor

El síndrome del impostor es algo así como el miedo escénico que experimentan aquellas personas que, al expresar su parecer, temen ser descubiertas como que no son lo suficientemente capaces en relación a lo que están exponiendo.

Si te sientes identificado con esto puedes quedarte tranquilo, solo estás dentro del 70% de las personas que lo padecen. Pero, desde ya te digo… ¡puedes superarlo!

El síndrome del impostor es el malestar emocional asociado a la creencia de no merecer la posición que ocupas a nivel social, laboral o académico. No es un trastorno de diagnóstico médico, pero este síndrome conlleva un conjunto de síntomas que pueden originar un gran malestar emocional.

Lo curioso es que está comprobado que afecta, más frecuentemente, a personas con mayor potencial, personas que aún teniendo un buen desempeño, sienten que son un fraude.

Pero ¿por qué les sucede esto? Como la mayoría de las cosas, el origen se encuentra en el pasado.

 

sindrome impostor

 

Hay personas que han alcanzado una magnífica posición y no se creen merecedoras de ello, considerándose un fraude, y tienen temor a que los demás descubran que no están a la altura de las circunstancias. Estas son las personas que sufren lo que se conoce como el síndrome del impostor.

 

La persona que padece este síndrome está desvalorizando sus éxitos y capacidades, constantemente. Este síndrome, que suele aparecer en profesionales con éxito o en estudiantes con buenas notas, tiene que ver con el pobre autoconcepto que la persona tiene de sí misma y con la baja autoestima.

 

Muchas veces, la envidia y la crítica de personas del entorno, puede contribuir a la aparición del síndrome.

 

Síntomas del síndrome del impostor

  • Creencia de que no se merece sus logros y que estos son debido a la suerte o a que otros les han ayudado a conseguirlos.
  • Falta de confianza en lo que le ha llevado a conseguir sus éxitos. Miedo a que los demás descubran su fraude.
  • Inseguridad en el ámbito laboral, académico o social. Falta de confianza en sí mismo. Piensa que su trabajo nunca será lo suficientemente bueno.
  • Expectativas de fracasar ante situaciones que ya ha superado con éxito, previamente. Síntomas de negatividad emocional sin causa aparente.

 

“Si has cometido errores, incluso errores graves, siempre tendrás una oportunidad de enmendarlos. Lo que llamamos fracaso no es la caída sino el hecho de quedarse en tierra.” Mary Pickford

 

Causas que ocasionan el síndrome del impostor

Hay causas que están referidas a la historia de las experiencias vividas.

Por ejemplo es probable que presenten este problema, las personas que han sufrido importantes críticas a lo largo de su infancia y juventud, y experimentaron situaciones en las que sus familiares, profesores, etc. desmerecieron sus aptitudes.

También las personas que actualmente son profesionales exitosos pero que no obtuvieron buen rendimiento académico, tienen una gran probabilidad de presentar el síndrome.

Por otro lado, están aquellos que no perciben ni asimilan la realidad.

En este sentido, tienden a atribuir a otros, los éxitos y los fracasos creyendo que todo lo que les ocurre no depende de lo que ellos hagan, sino de la buena o mala suerte de tener o no a determinadas personas al lado de ellos.

Los afectados por el síndrome del impostor, generan expectativas de inseguridad con respecto a lo que les puede ocurrir, y por eso nunca sienten confianza en sí mismos y pierden el control sobre su propia vida.

 

Cómo superar el síndrome del impostor

Cambiar la perspectiva de la realidad.

Al compararse con los demás, la persona se siente menos competente y esto se debe a una distorsión de la realidad.

Es necesario enfocarse en la realidad comenzando por entender que todos tenemos defectos. Es importante no compararse continuamente con otras personas, porque lo que se logra ver es solo una parte y no vemos todo lo que esa persona tuvo y tiene que hacer para estar en ese lugar.

Compararse para ganar.

Es bastante común escuchar decir: ¿me siento capacitado para hablar de esto? Si vas a compararte con los demás, hazlo para salir ganando. Siempre habrá quien te considere un experto. Toma conciencia de esto cada vez que sientas temor.

Recupera tu confianza.

Como primera medida, siente orgullo por todo lo que has hecho, por lo que haces y por lo que harás en un futuro.

 

Revisa tu vida, anota tus logros y ¡Apláudete!

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(7 votos, promedio: 4,57 de 5)
Cargando…




También te puede interesar



2 comentarios

  • Isabel Quesada 18 junio, 2019  

    ¡Me alegra que te guste, Miguel! Gracias por comentar. 😍

  • miguel 14 junio, 2019  

    muy acertado!!