¿Qué es el Home Banking? Home Banking o banca online es el concepto de banco sin salir de casa, cada vez más común dado que cada vez son más las personas que se van familiarizando con Internet y cuentan con una cuenta bancaria.

 

 Nota escrita por Isabel Quesada para Mayores Conectados

 

Beneficios del uso de Home Banking

Para realizar las operaciones bancarias habituales y obtener información vinculada a nuestras cuentas y tarjetas, no hace falta que salgamos al banco ni siquiera a buscar un cajero automático: se puede hacer fácilmente a través de Internet. La ventaja del Home Banking es que permite acceder al banco con el que operamos, desde el lugar y el momento que más nos convenga con tan solo una PC conectada a Internet. El servicio es gratuito, no cobran comisiones por realizar operaciones bancarias a través de este medio y se pueden realizar las mismas operaciones que se hacen en los cajeros automáticos.

 

¿Qué se puede hacer por la web?

Con este sistema podemos pagar nuestras facturas de servicios y acceder a los registros de las transacciones de nuestra cuenta corriente o caja de ahorro. El Home Banking es una de las grandes ventajas que nos proporciona la vida moderna y la mayoría de los bancos ofrecen esta característica. Si bien cada banco es un mundo, en líneas generales, todos tienen un proceder similar.

 

cómo usar el home banking

 

Acciones posibles desde el Home Banking

Consultas del saldo de la cuenta y los últimos movimientos. Ver nuestras transacciones: la característica de la banca online nos permitirá acceder al historial de la cuenta desde cualquier parte. Esta es la manera más rápida y sencilla de encontrar el importe de una transacción después de haber tirado o perdido el recibo. Todos los comprobantes de pago quedan guardados. Asimismo, podremos descubrir cualquier transacción no autorizada con mayor velocidad y, en consecuencia, solucionar los problemas de manera más eficaz.
Hacer transferencias entre cuentas: con el Home Banking, se puede transferir dinero entre cuentas en forma mucho más veloz. De hecho, es más conveniente que el servicio telefónico automático, y puede ahorrarnos la necesidad de ir hasta el banco. Este procedimiento es válido para operaciones entre cuentas propias o cuentas de terceros cuando son de otros bancos.
Pagar facturas online: el Home Banking nos permite pagar casi todas las facturas. Esto termina con la posibilidad de que la factura nunca llegue a casa. La mayoría de los bancos tienen una opción de pago a través de Pagomiscuentas. Se pueden pagar los servicios de agua, luz, gas, teléfono, AFIP, obras sociales, medicina prepaga, impuestos provinciales y municipales, instituciones educativas y deportivas, préstamos, seguros y tarjetas de crédito.
• Se puede conocer la cotización del día y algunas entidades también permiten comprar y vender dólares desde la cuenta.

 

cómo usar el home banking

 

¿Cómo obtener la clave?

Para comenzar a utilizar Home Banking, primero hay que ir a un cajero automático de la red de nuestro banco, por única vez. Luego:

  1. Solicitar la Clave de Internet/Home Banking. Esta se obtiene fácilmente y en pocos pasos.
  2. Ir al Menú Principal del cajero.
  3. Luego a la opción Claves.
  4. Elegir Clave Internet.
  5. Ingresar clave de seis dígitos o lo que solicite el banco (a veces es una combinación de números con letras y mayúsculas) fáciles de memorizar.
  6. Repetir clave. El cajero va a emitir un ticket asignando nombre de usuario y ya están listos los datos identificatorios necesarios para operar.

 

¿Cómo usar el Home Banking?

Una vez obtenida la clave de Internet, se podrá acceder al servicio de Home Banking desde el sitio web de tu banco, es decir el banco que emite tu tarjeta de débito. Al ingresar, el sistema pedirá Nombre de Usuario emitido por el cajero automático y la Clave de Internet. Los datos que nos solicita cada banco para operar en Home Banking generalmente son documento, clave y, a veces, nombre de usuario.

 

¿Es seguro operar con Home Banking?

Para tu seguridad en el Home Banking, los datos que viajan entre tu computadora y la del Banco sufren un proceso de encriptación de claves de 128 bits y tecnología SSL. La tecnología de encriptación permite la transmisión de información a través de Internet mediante la codificación de los datos transmitidos.

Cada dato se transforma en un código matemático que cambia aleatoriamente con cada intercambio de información entre vos y el Banco y permite que sea transmitido como si fueran símbolos numéricos sin ningún significado para un tercero. Para poder realizar esto, los bancos que brindan el servicio de Home Banking deben utilizar servidores seguros que, a su vez, cuentan con certificados digitales emitidos por VeriSign que avalan que estamos operando realmente con nuestro banco y no con un sitio web trucho.

El lenguaje que utiliza el servidor para establecer la comunicación segura entre el cliente y el home banking se denomina SSL (Secure Socket Layer).

 

Al entrar en la página del banco y cargar los datos y la clave, ya podés comenzar a operar. No tenés que abrumarte. Sentate, mirá bien todo lo que podés hacer y… ¡te vas a sorprender!

También te puede interesar

2 comentarios

  • Pedro Sosa 10 octubre, 2018  

    Es muy importante para mi que soy un perfecto ignorante cibernético,¡¡¡¡¡GRACIAS!!!!!!

    • Mayores Conectados 11 octubre, 2018  

      Hola Pedro, gracias por dejarnos tu comentario, ¡nos alegra muchísimo te sirvan las explicaciones! iremos agregando más con la intensión de que todos podamos disfrutar la tecnología ¡Saludos!

A %d blogueros les gusta esto: