¿Por qué es importante hacer ejercicio en la tercera edad?

Al llegar la tercera edad, todos queremos disfrutar de una vida tranquila y calmada, cosechando todo lo que sembramos en la juventud y la madurez; muchos trabajadores se jubilan después de los 60 años y lo único que quieren es descansar, disfrutar de sus nietos y vivir tranquilamente con su pensión.

Sin embargo, para disfrutar de un envejecimiento saludable es muy importante que el adulto mayor realice actividad física moderada pero regularmente, a continuación les explicamos porqué y cuáles son los deportes más apropiados en la tercera edad.

¿Por qué debo hacer ejercicio?

Una de las características del envejecimiento es la pérdida de movilidad; muchas personas en la tercera edad se sienten cansadas, su metabolismo es más lento y les cuesta trabajo agacharse, esto suele ser consecuencia de la obesidad o sobrepeso, del sedentarismo ocasionado por trabajos en oficina, de la falta de actividad física en la juventud o de algunas enfermedades como la diabetes.

Muchas personas tienen una vida dinámica aunque no hagan ejercicio, pues realizan la limpieza de su hogar, las compras diarias, lavan ropa, llevan y recogen a sus nietos en la escuela, etc., por lo que tienen un nivel adecuado de actividad; sin embargo, otros adultos mayores, especialmente los que viven con sus hijos o en asilos, se han acostumbrado a que les hagan los trabajos cotidianos, por lo que su actividad física se reduce considerablemente.

Al dejar de moverse, los adultos mayores van perdiendo fuerza muscular, facultades cardiovasculares e incluso cognitivas, por lo que es común que aparezcan nuevas enfermedades como artritis, vasoconstricción venosa, entre otras, o que empeoren las consecuencias de las enfermedades que ya padece el adulto mayor.

Hacer ejercicio regularmente puede ayudar a prolongar la vida y retrasar las enfermedades, ya que se ha demostrado que realizar una actividad física regularmente es efectivo para varias patologías: enfermedades del corazón, hipertensión, obesidad, diabetes, osteoporosis, el ejercicio mejora también el equilibrio, con lo que se previenen caídas que pueden provocar fracturas. Además, mejora el sistema inmunológico y ayuda a retrasar los trastornos cognitivos y de la memoria.

Se recomienda que el médico sea quien indique las actividades para que el adulto mayor mejore su condición física, especialmente si sufre de discapacidad, obesidad o enfermedades crónicas.

Las actividades más recomendadas para el adulto mayor son:

    • Caminar 45 minutos diariamente o tres veces a la semana como mínimo. Si la persona mayor no puede hacerlo seguido, descansar cuantas veces resulte necesario, con el tiempo podrá dar caminatas más largas y con menos tiempo de descanso
    • Tai-Chi, actividad que favorece el equilibrio, la flexibilidad y el sistema cardiovascular
    • Actividades cardiovasculares como baile, cardio o ciclismo
    • Natación
    • Ejercicios de resistencia y fuerza como pesas

Recuerde calentar suavemente los músculos antes de cada sesión con estiramientos suaves. Cuando se termine el ejercicio, también conviene un periodo de enfriamiento con más estiramientos.

Si nunca ha hecho ejercicio, no es tarde para empezar, pero no es sensato sobre-ejercitarse, comience poco a poco y de preferencia en compañía de su pareja, hijos, nietos o amigos.

Las mejores horas para ejercitarse son un tiempo después de haber comido, alrededor de las 5 de la tarde, ya que a esa hora el calor del sol es menos intenso y habrá pasado tiempo después de la digestión; además ejercitarse por la tarde le ayudará a mejorar su sueño nocturno.

Incorpore el ejercicio a su rutina cotidiana:

  • Juegue con sus nietos a la pelota
  • Cuide su jardín y sus plantas
  • Baile con su pareja o amigos
  • Limpie su casa
  • Lave su auto con esmero

Verá que poco a poco mejorará su condición física, su estado de ánimo, su peso y su salud en general.

Comience lento y aumente gradualmente hasta llegar a un mínimo de 30 minutos de actividad al día, puede distribuir sus actividades a lo largo del día, asegurándose de usar calzado cómodo, ropa apropiada y beber abundantes líquidos para no deshidratarse.

Busque en Internet aplicaciones, vídeos y muchos consejos para ejercitarse.

También te puede interesar