¿Alguna vez escuchaste la palabra Ho’oponopono?

“El ho’oponopono es uno de los métodos de autocuración más efectivos que existen, ya que se basa en el amor expresado por medio de tus palabras para llegar hasta el subconsciente, que es donde residen las memorias que obstaculizan los procesos vitales.

Puedes eliminar de raíz tu dolor emocional o físico simplemente reconociéndolo como un recuerdo, agradeciéndole que haya salido a la superficie para que puedas sanarlo”. Vivi Cervera.

 

Esta maravillosa técnica hawaiana fue implementada por el Dr. Ihaleaka Hew Len quien, a través de este método, nos enseña a dejar partir los bloqueos y problemas que causan desequilibrio en nosotros mismos. Está basado en la reconciliación y el perdón.

Tiene como objetivo traer paz y equilibrio de una manera simple y efectiva, mediante la limpieza mental y física y a través de un proceso de arrepentimiento, perdón y transmutación.

Origen del significado de la palabra ho’oponopono

HO’O = causa

PONOPONO = perfección

HO’OPONOPONO = corregir o rectificar un error

 

Los antiguos hawaianos creían que todos los problemas comenzaban a gestarse en los pensamientos, lo cual no sería un problema en sí mismo.

El problema radica en que nuestros pensamientos se encuentran llenos de memorias dolorosas -entre otras cosas-, ya sean referentes a personas, lugares o cosas. Somos la sumatoria de nuestras experiencias, lo que significa que llevamos a cuestas también nuestras experiencias del pasado.

Las emociones están ligadas a estas memorias del pasado que nos afectan en el presente. El subconsciente asocia una acción o una persona en el presente, con algo que sucedió en el pasado. ¿Te ha pasado esto, alguna vez? Cuando esto ocurre se activan las emociones y estas provocan estrés.

Ho’oponopono es un proceso simple

Haciendo ho’oponopono no purificas personas, lugares o cosas. Con esta técnica neutralizas la energía dolorosa que asocias con esas personas, lugares o cosas. Es por eso que lo primero que debemos hacer es purificar energías.

 

Para hacer ho’oponopono no necesitas saber cuál fue el error cometido o cuál fue el problema puntual. Solo necesitas percibir las situaciones físicas, mentales o emocionales que te estén perturbando.

Una vez que tienes identificadas estas situaciones, tendrás que comenzar a sanar la esencia de estas situaciones, diciendo simplemente:

LO SIENTO

PERDONA

TE AMO

¡GRACIAS!

 

LO SIENTO, PERDONA: le dices a “Dios, al Universo o a quien tú quieras”, perdón dentro de ti mismo por cualquier cosa que haya causado un problema en ti. No le pides que te perdone, le pides que te ayude a perdonarte.

TE AMO: cambias la energía de bloqueo por la energía de fluir. De esta manera te reconecta con lo Supremo. Es un estado de amor puro, de AMOR UNIVERSAL. No implica estar enamorado de alguien y decirle “te amo”. Es un sentimiento que va más allá, te conecta con el amor compasivo.

GRACIAS: estás expresando gratitud. Tienes que poner toda tu intención en esto de que el conflicto va a ser resuelto de la mejor manera posible. “La mejor manera posible”, no siempre es lo que nosotros esperamos. Debemos tener fe en que lo que suceda será lo que deba ser. En algún momento lo comprenderemos.

 

“TODO PASA, TODO LLEGA, TODO SE TRANSFORMA
Mientras encuentras lo que buscas, sé feliz con lo que tienes”.
Fernando Izarra

 

La manera en que el Dr. Hew Len cura es primero diciendo lo siento y por favor perdóname. Dices eso para reconocer que algo –sin que sepas qué es- ha entrado a tu cuerpo/mente y no tienes idea de cómo llegó allí, pero tampoco necesitas saberlo.

Lo que ocurra después dependerá del Universo. Solo debes estar atento. Tal vez te ilumines para saber hacer lo correcto. Lo que sea, hazlo. Si no estás seguro de lo que debas hacer, usa el mismo método de sanación para que se pase tu confusión. Cuando se te aclare, sabrás qué hacer.

Si te sirve de algo, te cuento que yo acostumbro a recitar como un mantra las palabras LO SIENTO, PERDONA, TE AMO, GRACIAS, cuando camino, cuando voy en colectivo, en una sala de espera… en fin, donde quiera que esté voy repitiendo estas palabras sanadoras.

Así como mucha gente reza el Rosario, yo tengo mi propio rezo. Perdonar y perdonarse, es una de las cosas más grandiosas y sanadoras que existe.

 

Ho'oponopono

 

¿Qué es el perdón?

¿Alguna vez notaste que al huir de un conflicto doloroso, por no enfrentarlo, este se repite pero con mayor intensidad, tanto contigo como con otra persona?

Muchos se niegan a perdonar y se pasan la vida odiando, envueltos en su culpa al no saber perdonarse a sí mismos y por consiguiente, se enferman físicamente a causa de la emoción negativa que quedó atrapada dentro de sí.

Hay que aprender a perdonar y perdonarse.
Muchas veces, el ego nos llena de justificaciones de por qué no hacerlo, siendo que es tan gratificante deshacerse de las cargas que nos aquejan.

Debemos hacerle caso a nuestra intuición. Para ello, tenemos que estar atentos a las señales y… hacerles caso. Esta es una batalla entre tu ser inferior con tu ser superior y no te permite fluir.

Por eso es aconsejable…

PERDONAR RÁPIDO
OLVIDAR AÚN MÁS RÁPIDO
Y
NO TOMARSE NADA DE FORMA PERSONAL

 

Imagina que tu vida es una película, a veces de terror o sufrimiento, pero siempre las películas tienen un final. Y tú tienes las herramientas para vencer los obstáculos. Solo tienes que decidirte a utilizarlas.

No nos ponen las pruebas como castigo. Las pruebas existen para demostrarnos que somos capaces de superarlas.

 

Todo comienza con el Perdón… ¡NO TE RINDAS!


 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(11 votos, promedio: 4,55 de 5)
Cargando…