¡Ya llegan las Fiestas de fin de año! ¿En qué momento se pasó el año? ¿Estás programando las reuniones familiares? ¡Qué tema! Estas son fechas en las que, para muchos, la sensibilidad se encuentra a flor de piel. No solo por las ausencias sino también porque, como bien reza el dicho… “en todas las familias se cuecen habas”.

 

Nota escrita por Isabel Quesada para Mayores Conectados

 

Las relaciones familiares no siempre son perfectas pero debemos tratar de contemporizar.

 

¿Dónde nos reunimos?

Aquí comienza el dilema. En líneas generales, en cada familia hay una parte del padre y otra de la madre. Hay hijos casados, nueras, yernos, consuegros, nietos, abuelos y algún pariente que esté solo. Pero no nos olvidemos que también habrá algún ex… y varios hijos tendrán que dividirse. Aunque muchos lo saben resolver de buena manera.

Hay familias que no tienen ningún problema a la hora de las reuniones para celebrar las Fiestas o los cumpleaños. Pero… otras familias son más conflictivas. De todas maneras, nunca falta el mediático, el que quiere que todo funcione de maravillas y tratará de provocar un acercamiento entre los distanciados.

 

las reuniones en familia

 

Tengamos en cuenta…

Recuerden que no vivimos en el Hemisferio Norte, por ende, la mejor opción será adaptar el menú para nuestra época del año, que es verano. Lo bueno es que, generalmente, se logra una buena camaradería y cada grupo familiar lleva algo para comer y algo para beber. Todo se comparte.

Obviamente, siempre existirá algún distraído… Como bien sabemos, las relaciones familiares no siempre son óptimas. Es muy importante tenerlo en cuenta. Lo mejor es dejar de lado viejos rencores y tratar de que reine la paz y la armonía.

 

¿Qué llevamos?

-Yo llevo un plato con carne.
-¡Yo soy vegetariana!

-Yo llevo algo con pescado.
-¡No como pescado!

-Yo llevo ensalada mixta.
-¡No me gusta la cebolla!

-Yo llevo…
-No me gusta…

¿Te suena conocido? Siempre habrá alguien disconforme. Por eso es importante ponerse bien de acuerdo con lo que cada familia va a colaborar.

Pero… ¿qué es lo más importante?

Lo más importante, más allá de la comida (que por cierto no es tan importante) es el Amor y la buena predisposición para pasar un lindo momento en familia.

¿Ya sabes en dónde y con quién pasarás estas Fiestas? No te olvides de pensar si tienes algún amigo o pariente que esté solo… Dale un llamadito. Donde comen diez, comen once.

También te puede interesar

¿Te gustó? deja tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: