El cuidar de la salud bucal incide en tu estado de salud más de lo que crees. Se ha demostrado que una buena higiene bucal reduce el riesgo de contraer neumonía en un 40% aproximadamente.  En comparación con cepillarse los dientes 3 veces al día, hacerlo únicamente 2 veces, aumenta el riesgo de demencia en un 65%.

Cuando las bacterias causantes de caries dentales y la enfermedad periodontal ingresan al sistema circulatorio, el hígado libera proteínas C reactivas, las cuales tienen efectos inflamatorios.

La inflamación tiene la capacidad de causar patologías que se derivan en la mayoría de las enfermedades crónicas. Por ejemplo, las encías inflamadas propias de la enfermedad periodontal pueden aumentar 10 veces más su riesgo de sufrir un ataque cardíaco fulminante.

 

Presta atención a tu salud bucal

consultorio dental para el cuidado de la salud bucal

 

Tenemos bacterias benignas

Al igual que el microbioma intestinal, el microbioma oral necesita estar equilibrado. El fin es conservar tu salud bucal a nivel óptimo. Si este equilibrio se altera demasiado, las bacterias benignas pueden producir enfermedades.

La clave para mejorar tu microbioma oral es interrumpir la matanza indiscriminada de microbios en tu boca.

 

Cómo cuidar el microbioma oral

Evita usar enjuagues bucales a base de alcohol, pastas dentales con flúor e ingredientes antimicrobianos como el triclosán. El flúor daña su microbioma y tiene diversos efectos perjudiciales para la salud.

La exposición excesiva al flúor proveniente tanto de la pasta de dientes, como del agua con el mismo compuesto y otras fuentes, ha provocado una epidemia virtual de daño por flúor.

4 de cada 10 adolescentes tienen dañados sus dientes debido al flúor, esta afección se conoce como fluorosis dental. Según el Dr Mercola el flúor es un disruptor endocrino que puede dañar a sus huesos, cerebro, tiroides, glándula pineal e incluso su nivel de azúcar en la sangre.

Tus dientes necesitan ciertos minerales y nutrientes, sin embargo, el flúor no es uno de ellos, e incluso su aplicación por vía tópica se ha puesto en tela de juicio.

 

Cómo cuidar tu salud bucal

Para el cuidado de tu salud bucal es indispensable el cepillado diario.  Las investigaciones sugieren que lo ideal es cepillar los dientes por 2 minutos a una presión de 150 gramos, esto equivale al peso de una naranja aproximadamente.

Lo ideal es cepillarse los dientes 2 o 3 veces al día. Por la mañana, por la tarde y 30 o 60 minutos después de la comida principal.

No se recomienda cepillar los dientes inmediatamente después de comer porque el esmalte dental puede debilitarse en lugar de fortalecerse. Esta contradicción fue revelada en un estudio realizado en 2004. En el que se descubrió que cepillarse los dientes al poco tiempo de comer o beber, sobre todo, alimentos y bebidas ácidas como la soda, acelera la erosión de la dentina.

 

hilo dental para tu cuidado bucal

Adaptate al uso del hilo dental

El uso de hilo dental elimina los precursores bacterianos de la placa, los cuales eventualmente se convierten en sarro que difícilmente se eliminará mediante el cepillado.

En locaciones, el sarro causa daños que conducen tanto a las caries como a la pérdida dentaria. La mayoría de las personas saben que utilizar hilo dental es una práctica recomendada para tener una salud bucal óptima.

Si notas sangrado gingival cuando te cepillas, utilice hilo dental o un removedor de placa. El sangrado esto es un indicio de que las bacterias están activas y están ocasionando daños.

 

No dudes en cuidar tu salud bucal, tengas la edad que tengas. Si tienes tus piezas dentales continúa siendo igual de importante cuidarlas. En caso de que utilices prótesis, igual es importante prestar atención a tu dentadura ya que afecta tu estado de salud.

Print Friendly, PDF & Email

También te puede interesar

A %d blogueros les gusta esto: