La Inteligencia Artificial está abarcando gran parte de nuestra vida, así es como el uso diario de la tecnología nos afecta directamente. Como venimos compartiendo contigo material útil para que logres introducirte en esta área, también te contamos novedades sobre el uso de tecnología avanzada en los países desarrollados, en este caso sobre la inteligencia artificial aplicada al cuidado de la salud.

 

Inteligencia Artificial para personas con Alzheimer

En este artículo te contamos sobre un robot con reconocimiento facial que puede identificar las emociones. En 2013, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunció que destinaría cerca de US$18 millones a desarrollar este tipo de tecnología.

 

Sobre este aspecto Japón es uno de los países que más invierte en robots ayudando al cuidado de sus mayores.

“El país tiene como objetivo imperativo construir robots para el cuidado sanitario y sistemas que monitoreen la salud en el hogar. Sin ellos el sistema sanitario de la nación no resistiría”, dijo Yasuko Amahisa, cuidadora de un centro para adultos mayores.

Y añade: “Simplemente, habrá demasiados ancianos para cuidar, porque el país se enfrenta a una drástica disminución de la tasa de natalidad, un envejecimiento de la población y a una pérdida de los lazos familiares”.

 

Ri-Man

Ri-Man un robot humanoide para proporcionar asistencia médica y ayuda en la investigación dinámica de la función motora.  Se trata de un robot de asistencia capaz de reconocer rostros, discernir olores y detectar la posición de un ser humano a través de sensores táctiles. Posee la capacidad de transportar pacientes.

 

imagen de Ri man

 

Ri-Man es de origen japonés, creado por Riken una compañía que desarrolladora de robótica, en conjunto con el Centro de Investigación de Control Bio Mimético (BMCRC).

 

Este robot puede realizar tareas que requieren flexión y torsión. Llevar pacientes y transportarlos a otras ubicaciones o ayudarlos a cambiar de posición. Esta habilidad es posible gracias a sus sensores táctiles que detectan la posición de un ser humano a través del tacto. Ri-Man también tiene reconocimiento facial y discernimiento de aroma, y ​​puede moverse libremente con seis articulaciones motorizadas. Su marco está hecho de material suave y flexible para permitir una mejor interacción robot-humano.

 

Características de Ri-Man

  • 6 articulaciones motorizadas
  • Mecanismo de “unidad acoplada” que combina el torque de 2 motores
  • 5 controladores instalados
  • 2 micrófonos como oídos
  • Localización de sonido
  • Reconocimiento facial
  • Sensores de gas

 

Inteligencia Artificial y animales

Si bien nos asombramos al ver este tipo de avances relacionados a la inteligencia artificial sabemos que para nuestros mayores no hay nada como el contacto humano, y también el contacto con los animales.

 

Paro

En esto la tecnología tampoco se ha quedado atrás, en este contexto se crea un robot con aspecto de foca. Decidieron ponerle por nombre Paro, conocido como un Robot Terapéutico.

 

imagen robot Paro

 

Paro es un robot interactivo avanzado desarrollado por AIST, un pionero de la automatización industrial líder en Japón. Permite que los beneficios documentados de la terapia con animales sean administradas a pacientes en entornos tales como hospitales y centros de atención extendida donde los animales vivos presentan dificultades logísticas o de tratamiento.

 

Características de Paro

  • Se ha descubierto que Paro reduce el estrés del paciente y sus cuidadores
  • Estimula la interacción entre ambos
  • Ha demostrado tener un efecto psicológico en los pacientes, mejorando su relajación y motivación
  • Mejora la socialización de los pacientes entre sí y con los cuidadores
  • El robot más terapéutico del mundo certificado por Guinness World Records

 

Tiene cinco tipos de sensores: sensores táctiles, de luz, audición, temperatura y postura, con los que puede percibir a las personas y su entorno. Con el sensor de luz, puede reconocer la luz y la oscuridad. Se siente acariciado y golpeado por un sensor táctil o sostenido por el sensor de postura. Paro también puede reconocer la dirección de la voz y palabras como su nombre, saludos y alabanza con su sensor de audio.

 

Está capacitado para adaptarse a la forma de tratar que el usuario prefiera, se adapta a su nuevo nombre. En la interacción con las personas reacciona como si estuviese vivo, moviendo la cabeza o las piernas, emitiendo sonidos o mostrando algún comportamiento. 

 

¿Qué piensas sobre estos avances puestos al servicio de la tercera edad? Comparte tu opinión.

También te puede interesar

A %d blogueros les gusta esto: