Para varios adultos mayores, aprender tecnologías se traduce en una fuente de ingresos o en una forma de desarrollar la creatividad.

Te recomendamos leer esta nota de La Nación: lanacion.com.ar