¿Nuestro cerebro envejece?

Cuando escuchamos hablar sobre enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer, inmediatamente las asociamos con el envejecimiento, pensando que la pérdida de las capacidades neurológicas es algo natural y típico de la edad.

Sin embargo, estos trastornos se dan también en personas jóvenes, por lo que podemos prevenirlas o combatirlas con algunos datos científicos que nos indican cómo envejece el cerebro, pero también cómo mantenerlo joven.

El cerebro, con el paso de los años tiende a ser más pequeño y a perder un poco de su peso original; estudios revelan que a los 80 años el cerebro humano pierde el 15% de su peso original, sucediendo sólo en la especie humana debido principalmente a que nuestro cerebro es de mayor tamaño, a que vivimos más tiempo, pero también a ciertos hábitos, pues las células nerviosas se asocian con nuestro estilo de vida.

Cuidar la dieta

El exceso de grasas saturadas, triglicéridos, azúcar y colesterol malo obstruye los vasos sanguíneos, incluyendo los que transportan sangre y oxígeno al cerebro; por esta razón las enfermedades como hipertensión arterial o arterosclerosis se relacionan con los diferentes trastornos neurológicos como la demencia senil.

El consumo de alimentos ricos en antioxidantes naturales, el deporte, la lectura, entre otras actividades, son de gran ayuda para mantener a nuestro cerebro joven, así como a nuestro organismo saludable de forma integral, previniendo el sobrepeso, la mala alimentación y los hábitos nocivos como el consumo de alcohol y tabaco, que al ser altamente tóxicos también pueden causarnos la pérdida de masa encefálica.

La pérdida de capacidades cognitivas comienza alrededor de los 20 años, mucho más pronto de lo que creemos; sin embargo es un deterioro lento e imperceptible, que suele ser causado por el estrés de nuestras actividades cotidianas, relacionadas con los estudios, el trabajo, los hijos, etc.

Diversos estudios científicos indican que el potencial máximo de procesamiento de información lo alcanzamos a los 19 años, posteriormente, nuestra forma de procesar la información será más lenta.

Otras habilidades como la del reconocimiento facial, la memoria a corto plazo, la comprensión de textos e imágenes, también irá en descenso alrededor de los 25 años.

Por otro lado, la capacidad de empatía mejora poco a poco mientras alcanzamos la edad madura.

Dormir bien

Otro factor que provoca el deterioro neurológico es la calidad del sueño; durante la juventud y la madurez, los estudios universitarios, el trabajo, los hijos y las fiestas nocturnas nos roban horas de nuestro descanso, y las preocupaciones nos dificultan alcanzar un sueño profundo y reparador, que nos devuelve la vida y las habilidades para funcionar adecuadamente durante el día.

El sueño, así como la alimentación y el deporte, es una de las piezas claves que puede hacer la diferencia entre la salud y el deterioro cognitivo y físico. Detener el deterioro cerebral es posible si cuidamos nuestra alimentación, con una dieta equilibrada rica en frutas, vegetales y proteínas magras, limitando el consumo de carnes rojas, grasas saturadas y azúcares refinados.  Los hábitos nocivos como el tabaquismo, el alcohol, las drogas y el consumo de comida chatarra deben evitarse para no caer en el sobrepeso ni en las enfermedades degenerativas que impliquen consecuencias negativas al cerebro del adulto mayor.

Una mente sana en un cuerpo sano

Una vez más el deporte o la actividad física es recomendado para mantener en buen estado el organismo general, pero también para mantener las funciones motoras, la coordinación, la memoria e incluso para mejorar el metabolismo y el sueño, que es el otro factor clave.

A Jugar…

Por último, podemos potenciar las habilidades cognitivas por medio de juegos como las sopas de letras, los crucigramas, rompecabezas o el sudoku; si buscamos en Internet, encontraremos excelentes alternativas para jugar a solas o enfrentarnos a otras personas, por lo que podríamos jugar al ajedrez, el deporte mental por excelencia.

Descubre tus juegos favoritos en la web, así como recetas saludables, remedios caseros y ejercicios para mantener tu buen estado de salud y tus habilidades cognitivas.

También te puede interesar